Palabra profética para septiembre 2023

Veo venir un mega torbellino y luego escucho al Señor decir: “Vengo como un viento recio que sopla. Vengo como un viento recio que sopla. Vengo como un viento recio que sopla. Traigo una poderosa ola de transformación y llamo a mis reformadores a levantarse. Lo profundo llama a lo profundo mientras mis remanentes sienten un llamado profundo dentro de su espíritu a levantarse y brillar porque mi gloria ha llegado. Levántate, te digo, y toma tu lugar en las siete montañas de la sociedad. Estoy llevando mi gloria a las siete montañas de la sociedad. Las montañas de la religión, la familia, el gobierno, los negocios, la educación, las artes/entretenimiento y los medios de comunicación.

Cómo, preguntas. Estoy abriendo las puertas a mi pueblo que se ha rendido completamente a mi voluntad para hacerles espacio, llevándolos ante grandes hombres y mujeres. Tengo un remanente de Danieles, Déboras, Josés, Davides y Esteres; que transformarán el mundo para mi gloria. Estoy haciendo que mi sabiduría, intuición, prudencia, conocimiento y comprensión se derramen sobre todo aquel que me busca con todo su corazón. Cuando mi pueblo se rinda totalmente a mi voluntad, haré que mi gloria fluya a través de ellos como un río ruidoso y caudaloso que transformará el paisaje a su alrededor. Haré que tal unción fluya de ellos, incluso las personas que se encuentren a una distancia de su sombra serán sanadas, cautivadas y liberadas. He venido a liberar verdaderamente a los cautivos.

Mi pueblo ha pasado demasiado tiempo discutiendo entre sí en lugar de buscar mi rostro. Cuando mi pueblo verdaderamente busque mi rostro, haré que sus corazones se entrelacen en amor. A medida que mi pueblo se una, despertaré a mi gigante dormido, la Iglesia, para que haga lo que tiene que hacer hasta que yo venga. Mi unción es verdaderamente la que romperá el yugo. No son sus denominaciones; es mi unción la que romperá el yugo sobre la vida de las personas. Sácame de la caja. Sácame de las cuatro paredes y déjame usarte para ministrar los corazones de las personas. Si estoy contigo nadie puede estar en tu contra. Haré que seas naturalmente sobrenatural. Haré que vivan vidas naturalmente sobrenaturales.

Haré que una vibración de mi gloria vaya delante de ti y haré que todo muro de Jericó en tu camino sea derribado. Cerraré la boca de todos los gigantes en tu vida. Haré que un espíritu de creatividad surja como un manantial desde lo profundo de tu ADN espiritual. Estoy cantando sobre ti. Estoy cantando canciones de victoria, liberación, sanación, restauración, esperanza, gracia, paz, fe y gozo sobre ti. Vengo como un viento recio que sopla. Vengo como un viento recio que sopla. Yo vengo como un viento recio que sopla”. Gloria a Dios.

F. Williams

F. Williams

Profeta

Comparte en tus redes

WhatsApp
Facebook
Email
Twitter