Los cristianos hablan de avivamiento todo el tiempo

Los cristianos hablan de avivamiento todo el tiempo. Oran por ello y llevan a cabo reuniones de avivamiento, pero ¿qué es? Me encontré con una gran definición de avivamiento, que lo resume mejor.

“El avivamiento es Dios trayendo a Su pueblo de vuelta a la salud espiritual. Dicho de otra manera. El avivamiento es Dios llevando a Su pueblo a un nivel de sumisión y fe donde Él puede bendecirlos de la manera que Él prometió”. “Durante un avivamiento espiritual, Dios transforma sobrenaturalmente a creyentes y no creyentes en una iglesia, lugar, región, nación o el mundo a través de un entusiasmo repentino e intenso por el cristianismo

La palabra “avivamiento” a veces se llama despertar, derramamiento o renovación. Todas estas palabras describen lo mismo, Dios interviene en la vida normal de la iglesia y la sacude radicalmente. He vivido dos avivamientos, y en este blog, describiré algunas ideas que he extraído de esas experiencias.

¿Qué significa impartición?

Durante un avivamiento, el Señor imparte algo especial a su iglesia. La palabra impartición significa transmitir, transferir, soltar u otorgar. Un profesor imparte conocimientos. En el caso del avivamiento, el Espíritu Santo imparte a los individuos, a menudo de una manera dramática. Algunas personas caen cuando esto sucede. Cuando el Señor los toca caen porque no pueden ponerse de pie.  Muchos están abrumados por la paz, la alegría, la sanidad, el calor, una sensación eléctrica y un profundo sentido de la cercanía de Dios.

Una buena manera de imaginar este proceso es considerar que la impartición de la presencia de Dios es como el aceite derramado de Dios sobre una persona. En la mayoría de los casos, Dios usa a otra persona para impartir la bendición que está dando.

Una palabra profética dada sobre el derramamiento de la Bendición de Toronto al principio fue que sería como el aceite de Elías. El aceite seguiría vertiéndose mientras hubiera frascos que llenar.

Enero de 1994 Toronto

En enero de 1994, un movimiento único de Dios ocurrió en una pequeña congregación de Vineyard en Toronto. El poder de Dios cayó sobre la gente poderosamente, y los cristianos comenzaron a manifestar comportamientos inusuales como risas y temblores. Muchos son conscientes de ese fervor dramático ahora llamada la Bendición de Toronto. Lo que muchas personas no saben es que la segunda reunión del avivamiento de la Bendición de Toronto, fue una reunión de niños.

El pastor John Arnott invitó al pastor Randy Clark de St. Louis Vineyard a venir a nuestra iglesia para llevar a cabo una serie de reuniones con la esperanza de que parte del fuego de renovación que Randy estaba experimentando en su iglesia se contagiara a la congregación de Toronto. Una característica única del movimiento de Dios en St. Louis fue que los niños habían sido muy impactados y estaban ministrando el avivamiento a otros.

Cuando Randy Clark vino de St. Louis, y en su equipo ministerial estaba su hijo de doce años, quien participó activamente en el equipo del ministerio durante las primeras reuniones de avivamiento. La segunda reunión de avivamiento en Toronto ocurrió el viernes por la noche y fue diseñada como una reunión para ministrar avivamiento a los niños. Se usaron canciones para niños, obras de títeres para preparar a los niños para recibir el Espíritu Santo. La presencia de Dios impactó poderosamente a los niños. Todo el evento cambió radicalmente y nuestra visión de lo que era posible con los niños.

Habíamos estado ministrando a los niños durante más de veinte años y teníamos tres hijos propios, por lo que estábamos muy interesados en ver a Dios moverse de manera sobrenatural con los niños. Durante los primeros dieciséis años de nuestro ministerio, solo una vez habíamos visto a niños dispuestos a poner manos sobre otros niños y orar por ellos en seriamente. Sólo ocasionalmente habíamos visto a niños entrar verdaderamente en la presencia de Dios. En su mayor parte, pasamos nuestro tiempo entreteniéndolos y enseñándoles acerca de Dios, pero nunca los vimos realmente convertirse en participantes activos en el ministerio. Después de esa noche de viernes, todo cambió.

El siguiente domingo por la mañana después de ese viernes por la noche, Sue y yo estábamos dirigiendo la escuela dominical. Dios vino a nuestra escuela dominical esa mañana. 40 niños entregaron sus vidas a Cristo esa mañana; todos pidieron oración, fueron bautizados en el Espíritu Santo y cayeron bajo el poder del Espíritu.

De 1994 a 2000, Susan y yo llevamos a cabo una reunión de avivamiento de niños en la Toronto Airport Christian Fellowship (Catch the Fire Toronto CTF). Estas reuniones fueron diseñadas para facilitar la impartición a la próxima generación. Durante ese tiempo, vimos de primera mano lo que Dios podía hacer con los niños bajo la unción del Espíritu Santo. Vimos:

  1. Los niños entran voluntaria y rápidamente en la presencia de Dios e incluso se pierden en Su presencia.
  2. Docenas de niños estaban  en el suelo bajo el Espíritu de Dios.
  3. Los niños se movían en los dones del Espíritu. Estaban viendo visiones, dando palabras proféticas, sanando a los enfermos, ministrando en el poder de Dios, intercediendo por los perdidos, orando por períodos largos y empapando a los adultos con el poder y la presencia de Dios.

Estos niños, al igual que los cientos de miles de otros que visitaron Toronto Airport Christian Fellowship, se vieron muy afectados. El avivamiento cambia a las personas, incluso a los niños.

¿Qué sucede en un verdadero avivamiento?

Muchas iglesias tienen reuniones de avivamiento en el campamento de fin de semana o de una semana de duración, pero estos no son verdaderos avivamientos. Los verdaderos avivamientos son diferentes. Un verdadero avivamiento es un evento sobrenaturalmente respirado por Dios que transforma a las personas en amantes de Dios, que desarrollan sed y hambre de cosas espirituales que no se desvanecen una vez que las personas abandonan la reunión. 

Los verdaderos avivamientos tienen un impacto a largo plazo en aquellos que asisten. En muchos casos, la fe se restaura, las personas se salvan y los ministerios y matrimonios se restauran. En algunos casos, las verdades bíblicas que habian quedado en el pasado eran restauradas.

Cada avivamiento a menudo tiene un propósito diferente, y el Señor imparte lo que quiere dar para lograr la razón por la que comenzó el avivamiento en primer lugar.

Aquí hay algunos ejemplos:

  1. 1734-43    El primer gran avivamiento del despertar impartió la convicción del pecado, y la gente vino a Cristo.
  2. 1800-1840    El segundo gran despertar impartió la convicción del pecado y la necesidad de santidad.
  3. 1906 -1909     El avivamiento de la calle Azusa impartió la manifestación de hablar en lenguas y ser bautizado en el Espíritu Santo.
  4. 1948     North Battleford Saskatchewan, el avivamiento de la lluvia de los últimos días. Fue una de las primeras veces en la historia moderna que las imparticiones de un oficio, como un profeta, pastor, maestro o evangelista, se impartieron a las personas a través de la declaración profética.
  5. 1973-1980   La renovación carismática anglicana restauró la experiencia de ser bautizado en el Espíritu Santo en la iglesia anglicana.
  6. 1994    La Bendición de Toronto restauró la verdad de que Dios no es religioso (demostrado por una manifestación de risa) y que podemos escuchar la voz de nuestro Padre Celestial y desarrollar una profunda relación personal con Él.
  7. 1995    El avivamiento de Pensacola/Brownsville impartió convicción, y 200,000 personas aceptaron a Cristo.

Los verdaderos avivamientos también son muy desordenados. En todos los casos, hay muchas manifestaciones inusuales del Espíritu Santo, como reír, temblar y caer bajo el poder del Espíritu, por mencionar algunas. Las reuniones suelen ser largas, pero los asistentes no quieren que se detengan. Los tiempos del ministerio son el foco de estas reuniones. Los testimonios también son un componente crítico de estas reuniones. No son reuniones regulares de la iglesia.

La unción recibida en estas reuniones es contagiosa y puede ser impartida por quienes la reciben a otros que la desean. Sue y yo hemos visto a personas recibir la Bendición de Toronto (prefiero llamarla la Bendición del Padre) en las casas de las personas, parques e incluso en gimnasios.

Dios está buscando personas que quieran recibir, y Él las llenará.

¿Por qué el Despertar del Avivamiento se Detiene?

Dios elige cuándo derramar Su Espíritu e impartir un avivamiento. Los lugares en los que Él se convierten en portales al cielo. A menudo se describen como lugares donde el cielo está abierto. Una vez que el portal esté abierto, Él continuará derramando Su presencia en ese lugar a cualquiera que venga a recibir la impartición dada en el avivamiento. Betel, donde Jacob encontró a Dios en la Biblia, es un ejemplo de este tipo de lugar.

Sue y yo hemos demostrado que esto es cierto. Hemos ido a lugares donde han ocurrido avivamientos del pasado y le pedimos a Dios la unción que se impartió allí, e inmediatamente nos sentimos abrumados con la presencia de Dios. Dios continuará derramando Su poder, Su unción, sobre cualquiera que venga y pida, cualquiera que busque Su presencia.

Algunos han dicho que no tengo que ir a un lugar determinado o incluso al altar de la iglesia para recibir la unción de Dios, lo cual es cierto; sin embargo, Dios está buscando a aquellos que lo buscarán y recibirán Su presencia. Si eliges hacer esto, estarás lleno.

¿Qué sucede con el avivamiento? ¿Por qué parecen detenerse?

Una vez me dijeron lo siguiente: describe los cuatro estados de un avivamiento.

    • El Hombre:  Primero, una persona ungida (hombre o mujer) es a menudo un catalizador del avivamiento. Dios se mueve sobre esa persona, y reciben una impartición para compartir.
    • El Movimiento: Durante esta etapa, aquellos que han recibido la unción van al mundo e imparten la unción a aquellos que la recibirán. Es durante esta etapa que el avivamiento es más efectivo.
    • La Máquina: Durante esta fase, el avivamiento se convierte en una máquina bien preparada de conferencias y reuniones. Estos eventos se convierten en producciones muy pulidas. Desafortunadamente, durante esta etapa, el Espíritu Santo comienza a ser excluido, ya que la agenda del hombre toma una posición al frente y al centro.
    • El Monumento:  Durante esta etapa, las personas recuerdan el avivamiento cómo empezó y se programan, la organización se vuelve muy importante: las doctrinas favoritas se declaran absolutas. Se desarrolla la arrogancia como una creencia que dice: “Si Dios planea enviar otro avivamiento, llegará a ellos primero” A menudo criticará el próximo avivamiento que comienza en otro lugar que no es de su organización. No se tolera otra opinión.

Los avivamientos también pueden detener o perder su celo. He vivido dos avivamientos, el avivamiento carismático en la iglesia anglicana en la década de 1970 y el derramamiento de Toronto en la década de 1990. También he revisado avivamientos pasados, y como resultado, he enumerado a continuación algunas razones por las que el avivamiento disminuye.

  1. La gente deja de desear la presencia de Dios. Este fenómeno se llama “Catch The Fire” Atrapa el Fuego
  2. Las reuniones se convierten en reuniones sociales donde los asistentes pasan más tiempo hablando entre sí que buscando al Señor.
  3. Los testimonios se detienen, y se ofrecen más charlas que toma más tiempo que los testimonios, si es que los testimonios ocurren.
  4. La división se forma en torno a diferencias doctrinales o políticas religiosas. Como resultado, los hermanos no habitan en armonia.
  5. Las personas se esfuerzan por servir para tener una posición y se exaltan asi mismos.
  6. No se da tiempo para el ministerio personal. El enfoque se aleja de recibir impartición a otras cosas como la adoración y la predicación.
  7. La próxima generación no abrazan ni entiende la pasión. Esto puede suceder por muchas razones. A menudo es porque han visto lo bueno, lo malo y lo feo de los avivamientos de sus padres. Pueden amar al Señor, pero quieren distanciarse del avivamiento.
  8. El extremismo de izquierda o derecha comienza a manifestarse y se vuelve más importante que buscar el Espíritu Santo.
  9. La caida en pecado de los liderez. Este tipo de falla es común y puede ocurrir cuando el avivamiento no pasa de las etapas de “El Hombre” a “El Movimiento”. Las características de este problema son que el “hombre que está lleno del poder” hace todo el ministerio y la predicación. Luego sus fallas lo alcanzan y el avivamiento empieza a fallar. El poder los corrompe, y en algunas situaciones, el líder puede caer en algún pecado. Asumen que está bien porque Dios los sigue bendiciendo y que Él valida su comportamiento. Se olvidan de la escritura Romanos 11:29 “Porque los dones de Dios y Su llamado son irrevocables…” Dios seguirá usando a una persona, aunque viva en pecado. Eventualmente, su pecado es expuesto, los seguidores del avivamiento están desilusionados, y el avivamiento se detiene.

Cómo mantenerse avivado

Tengo algunas sugerencias sobre cómo mantenerse reavivado.

  1. Siga buscando ser lleno personalmente del Espíritu. Haga de esto una prioridad. Quizás vaya a lugares donde el Espíritu Santo se ha movido en el pasado y pida la impartición que allí se da. Dios responde a los corazones hambrientos. El aceite de Elías se derramará en una vasija vacía.
  2. Arrepiéntase de permitir que las formas en las que se movió el Espíritu Santo se vuelvan un monumento del avivamiento y esto se aferre a su iglesia.
  3. Dé tiempo para testimonios en su iglesia. Hay poder en el testimonio.
  4. Esté más interesado en dejar que el Espíritu Santo maneje Su agenda de la reunión que la suya. Aquí hay una prueba. ¿Es más importante para ti predicar el mensaje que preparaste o dejar que el Espíritu Santo haga lo que quiere? Este es un desafío para todos nosotros, los predicadores. Una vez, Sue estaba predicando y el Señor le dijo justo en medio del sermón que se detuviera y orara por un hombre que había tenido un accidente industrial. Tenía la pierna congelada y no podía doblar la rodilla. Inicialmente, Sue dijo que sí, Señor, justo después de que dejé de predicar. El Señor dijo ora ahora, Sue. Sue dejó de hablar, oró por el hombre y volvió a predicar. Unos minutos después, Sue notó que el hombre estaba llorando. Se había quitado el aparato ortopédico de la pierna. Ella se detuvo y le preguntó si lo había lastimado. Él dijo: “No, no puedo ver las cicatrices de mi cirugía de rodilla y mi rodilla esta funcionando muy bien. Puedo doblar la pierna por completo y no necesito el aparato ortopédico”. Esté siempre abierto a lo que el Señor quiere hacer.
  5. No deje que la política, la personalidad o doctrinas se vuelvan más importantes que la unidad en el cuerpo de Cristo.
  6. Practique ser un servidor de todos.

Para Terminar

Sue y yo planeamos visitar el lugar de avivamiento del primer gran despertar en Northampton, MA, y el lugar de nacimiento del segundo gran despertar en Rochester, Nueva York. En nuestro corazón deseamos ir y honrar lo que Dios hizo allí y recibir la bendición que Él dio allí. El aceite todavía se está derramando y planeamos llenarlo. Te bendecimos para que desees los dones del Espíritu y te llenes de Su fuego.

Comparte en tus Redes Sociales

WhatsApp
Facebook
Twitter
Email
Por: Bill Duplay

Por: Bill Duplay

Catch The Fire Toronto

Si te gusto comparte

Publicaciones Anteriores